CD+DVD "Sessions"

Cuando mi amigo Abdiel Enar me propuso emprender este proyecto, no se trataba de grabar un disco. Mucho menos un DVD.  Estábamos a mitad de camino en “Cuatro Lágrimas para Alicia”, así que había suficiente quehacer para estar entretenidos un buen rato. Originalmente, sólo íbamos a grabar cuatro sesiones en vivo con “La Banda Mínima” y cuatro invitados cuidadosamente seleccionados, para alimentar las siempre hambrientas redes sociales.

Ignoro en qué momento las cuatro sesiones y los cuatro invitados, se multiplicaron hasta sumar diez  (se habló incluso de doce), y se materializaron en este CD/DVD que tienes entre las manos.

“Existen empresas en las cuales el verdadero método lo constituye un cierto y cuidadoso desorden“. Lo dijo Herman Melville hablando de cazar ballenas y la frase nos ajusta como guante.  La mayor virtud de este proyecto -algunos dirán que su mayor pecado- es que fue planeado de manera muy elemental y con un altísimo grado de improvisación. Jazzísticamente por llamarlo de algún modo. Se fue construyendo a sí mismo conforme avanzaba y nosotros, los involucrados, íbamos cediendo a nuestros apetitos y a nuestras ganas de traer al estudio a tal o cual artista para grabar tal o cual canción, sin reparar demasiado en las complicaciones.

Conciliar las agendas de diez artistas de alto perfil; algunos de ellos viviendo fuera de la CDMX,  con las de seis músicos de “La Banda Mínima”, las del el staff técnico de Lambda Music y de Happy Fénix; encargados del audio y el video, la de mi equipo de producción y la mía propia, resultó en un reto logístico que en muchos momentos pareció insalvable. No lo fue, gracias a una buena dosis de generosidad y buena voluntad por parte de todos. Invitados, músicos, staff técnico y equipo de producción.

Dificultades aparte; las normales en un proyecto de estas características, “Live Sessions” es un sueño cumplido. Tener juntos a diez artistas que quieres y admiras desplegando su talento en torno a una canción tuya, sumado al de mis compañeros de “La Banda Mínima” y el apoyo logístico del estupendo equipo de trabajo que se ha conformado, me convierten desde luego, en un privilegiado.

Si vas a emprender peligrosas aventuras, más vale hacerlo con tus amigos.

Mi cariño y mi agradecimiento para todos.

Me han hecho muy feliz.
César González “Chico”
La Covacha, México.
Abril de 2018