¿Quién es César González “Chico”?

César González “Chico”, hace rolas y las canta. Viene haciéndolo desde hace casi 20 años desde su aparición en el Primer Encuentro de Roleros de la Ciudad de México a finales de 1997.

En sus canciones ha logrado apartar su punto de vista de las necesidades del comercio y retratar su vida cotidiana, sus amores, sus odios, sus tristezas, su infancia. Ha logrado ser un cronista de su propia vida y gracias a eso habla de todos.

Es un perfeccionista, un cazador de palabras, un tejedor de frases, un arquitecto de canciones que no descansa hasta estar seguro de que ha domado el lenguaje y lo ha dirigido hacia donde se proponía. Incisivo y demoledor, arroja luz sobre temas aparentemente triviales, donde sin embargo está contenida la complejidad del mundo.

Luego de viajar durante años aferrado a sus cuerdas (las de la voz y las de la guitarra) “Chico” le da la bienvenida a nuevos elementos con su disco “La Ciudad”. Los vientos y los metales, con acordes certeros y cómplices melodías, no contradicen en nada el proyecto original de “Chico” a guitarra y voz. Lo hacen brillar con toda contundencia. ”La Ciudad” no es un conjunto de canciones arregladas. Es un todo cuyas partes, indisociables, se presentan tal y como fueron concebidas.

En estos momentos, “Chico” presenta la primera entrega de su proyecto “Cuatro lágrimas para Alicia”, que consta de 4 EP’s de 4 canciones cada uno que al final formarán una sola lágrima, este proyecto sale a la luz después de muchos años de desarrollo y estructuración. La “Primera lágrima” es un EP que llega “bajo el goteo lento del reloj” a salpicarnos de estilos musicales, de bellas imágenes literarias y de una madurez como artista.

Eso es lo que “Chico” hace y lo vuelve incomparable: canciones completas. No se trata de letras musicalizadas o de música acompañada por voces. Aunque sus letras podrían leerse sin imaginar la falta de algún otro sonido, y la música seduce al punto de saciar cualquier apetito, en el resultado final, letra y música resultan partes inseparables de toda una propuesta.

Para quienes lo descubren en este momento de su carrera (es decir, de su vida), notarán que hay una promesa incumplida todavía de ritmos, de voz, de denuncia, de propuesta, de llanto y de juego. De nuevas canciones que “Chico” nos debe y se debe a sí mismo.

Para quienes lo conocemos y le apostamos desde los primeros días, está claro que dicha promesa se verá cumplida más temprano que tarde.